Maistro ¿Y si no puede? Se lo invento

mayo 1, 2011 § 1 comentario

Dentro de la exposición en el MAP (Museo de Arte Popular): “Maistro ¿Y si no puede? Se lo invento” podemos encontrar oficios de la calle, algunos tan antiguos como el oficio de barrendero, el ropavejero, el panadero, etc. Oficios que hoy en día sólo en lugares muy específicos siguen existiendo. Podemos entender que son parte de la tradición y cultura mexicana y como olvidar que son tema de partida para las películas de la era dorada del cine mexicano, en donde el realismo de las calles se veía reflejada con un toque de humorismo que es lo que siempre ha caracterizado al mexicano.

Muchos dirán que este tipos de oficios han desaparecido y por una parte puede ser cierto, ya no se ve al panadero en su bicicleta o a la señora con su carrito de super vendiendo fruta. Lo que pasa es que el marcado y la tecnológia (en algunos casos) los mueve cada vez más de las grandes ciudades. Por ejemplo, en las delegaciones aledañas a zonas como Reforma, o el centro histórico, el panadero en su bicicleta ya no es visto, la señora de la fruta, o el señor con su jaula de pajaritos que sacan papelitos. ¿A que se debe esto? Simple, existe una invasión de Oxxo’s, tiendas de autoservicios y las personas cada vez se ven menos interesadas en los pajaritos que sacan papelitos que salen en las películas de Pedro Infante o de Cantinflas. Pienso que es un olvido de identidad de la sociedad mexicana, ya que esos oficios en cierta manera eran conocimientos familiares que se transmitían de padre a hijo.  Sin embargo, la misma crisis exige que las personas cambien, y tengan que dedicarse a otra cosa para ganar más dinero.

Dentro de todo esto, tenemos una nostalgia por ese pasado tan tradicional que siempre vemos o escuchamos en las memorias de los abuelos. Es cuando nos damos cuenta de que la sociedad mexicana es nostálgica, cambia a la fuerza y siempre verá al pasado pensando que esa época siempre fue la mejor. Es cuando hay que recalcar que el pasado aunque fue lindo fue una época en la que la ignorancia era aun mayor. Las faltas de ortografía dentro de los baños o en los anuncios se nos hacen muy chistosos pero eso refleja el nivel de estudio que tenían los dueños, empleados o personas que visitaban los talleres. Antes, terminar la primaria y dedicarse al negocio familiar era suficiente para ganarse la vida y mantener a la familia. Ahora sabemos que eso es apenas suficiente para vivir al día. ¿Por qué siempre queremos rescatar cosas de ese pasado? Todavía que fueran cosas buenas o que nos enseñaran a no cometer los mismo errores pero siempre buscamos las cosas mal hechas para traerlas al presente.

¿Oficios extintos?

Aunque podamos echarle la culpa a la tecnología o en su extremo a la globalización* mucho de estos oficios se pueden observar hoy en día pero en lugares no centralizados. El carpintero, el panadero, el afilador, el camotero, el mecánico, el entrenador de box, la tamalera, la de los jugos, el de los tacos, el zapatero, el carnicero, etc. se pueden encontrar todavía; en municipios del edo. de México, en pueblos, o en provincia. Dónde se vive un poco más tranquilo. La lucha empieza cuando la cadena Wall Mart, Soriana, Chedraui o cualquier otra llega a esos pueblos a romper con el pequeño mercado que hay, la gente empieza a comprar pan de Bimbo, en vez de el pan de caja tradicional, carne exportada en vez de ir al carnicero, comprar cosas ya hechas en vez de ir al carpintero. Esto pega en las nuevas generaciones, no en las antiguas que aunque sienten más cómodos no dejan de recordar o frecuentar su pasado. Las nuevas generaciones crecerán con un recuerdo en fotos de lo que fue antes su pueblo y le preguntarán a sus abuelos por el “Tuercas” que era conocido por medio mundo por su gran habilidad por reparar bochos.

———————–

*Quisiera referirme a la globalizacion por parte de un capitalismo e imperialismo Norteamericano y tambien Chino. Que son una invasión a nuestro país, mientras que el gobierno les facilita las cosas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

By. Rivanu

Anuncios

§ Una respuesta a Maistro ¿Y si no puede? Se lo invento

  • lourdes cardoza dice:

    Excelentes reflexiones en torno a esta muestra,ya que con toda razón,la invasión comercial ha determinado otro tipo de búsqueda en la economía de los antiguos vendedores.Lo bueno es que aún,en muchos sitios perduran estos oficios.
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Maistro ¿Y si no puede? Se lo invento en Naos Gráfico.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: